Innovación en procesos

Actualmente es muy común escuchar en cualquier ámbito la palabra innovación. Aunque a veces es erróneamente entendido como mejorar algo. Pero hay que entender que innovar es un concepto que va más allá de la mejora. Podemos hablar de innovación sólo cuando la creación de un producto, servicio o proceso implica un cambio de paradigma.

Entonces, ¿qué es la innovación en procesos? La innovación en procesos se da cuando hay un cambio significativo en la tecnología o metodología de trabajo que implica que las personas piensen y, por lo tanto, actúen de manera diferente. La innovación no es el punto de partida sino la consecuencia de haber generado valor dentro de la organización  y de haber cambiado la manera en la que se obtienen los resultados.

Los principales puntos a tener en cuenta para conseguir esta innovación en los procesos serían:

  • Buenas prácticas. Conocimiento y aplicación correcta de los conceptos operativos y administrativos probados, que ya existen pero que no todas las empresas conocen.
  • Pensamiento esbelto. Lean Manufacturing, Lean office, Lean Government. “No te enfoques en mejorar lo que haces bien, enfócate en eliminar lo que no agrega valor ni para ti, ni para tu cliente”.
  • Tecnología. La innovación sin valor tiende a girar alrededor de la tecnología, lo cual no garantiza el éxito de la empresa.

Estos puntos son muy importantes en el momento de implementar, por ejemplo, un ERP en cualquier empresa, pues aplicarlas o no hace la diferencia y elimina los problemas de fondo.

 

Anuncios